24h: 902 107 298

Hoy queremos hablar de alternativas eficientes y respetuosas con el medio ambiente, que permiten que tanto los motores diesel como los motores gasolina puedan disponer de opciones sostenibles, que consiguen reducir las emisiones nocivas para nuestra salud y para la del planeta.

Adblue, la alternativa de los coches diesel

Se trata de un producto químico con origen sintético que sirve para reducir las emisiones de los vehículos pesados con motor diesel, que tengan instalado el sistema SCR (Reducción Catalítica Selectiva). Es un producto que cumple con la norma europea DIN 70070 y tiene un control de calidad muy exigente, que le permite disminuir el nivel de emisiones contaminantes y aumentar la protección en el catalizador del vehículo.

¿Qué características tiene este producto?

  • Es líquido e incoloro. Se trata de una solución acuosa compuesta de urea y agua desmineralizada
  • Se aplica en el circuito de escape después de la combustión
  • No está sujeto a impuestos sobre consumo ni a cualquier otra regulación
  • Su punto de fusión es -11 grados
  • No es inflamable ni explosivo
  • Es una materia segura, tanto para las personas como para el medio ambiente
  • Tiene una vida útil de 12 meses
  • Su pH es de 9,5D
  • No es un producto tóxico pero sí corrosivo

¿En qué consiste este nuevo sistema?

Es un aditivo no se mezcla con la gasolina, se hace en un cilindro que está ubicado en la salida de los gases de escape, junto a otros catalizadores (o bien integrados en estos) y el filtro de partículas. Se aplica mediante un pulverizador para conseguir un proceso químico por el que los gases, que están a altas temperaturas, provocan que el AdBlue cree amoníaco y este sea capaz de descomponer las moléculas Nox en Nitrógeno y agua. De esta forma se consigue un resultado mucho menos nocivo para el medio ambiente.

Todos aquellos vehículos pesados de motor diesel fabricados desde octubre de 2006 están obligados a cumplir la norma Euro 4, en lo que se refiere a las emisiones contaminantes, con límite de emisiones máximo para los Nox, los óxidos nocivos de nitrógeno, de 3,5 g/kWh y para partículas de 0.02g/kWh. Debe añadirse entre un 4% y un 5% de AdBlue por depósito de gasóleo, según si hablamos de la normativa Euro 4 o Euro 5, respectivamente.

Combustibles alternativos GLP y GNC

Queremos hablar también del GLP y el GNC, dos alternativas a los combustibles convencionales que responden a las necesidades actuales y que piensan en el medio ambiente. De hecho están consideradas las formas más económicas de desplazarse sin recurrir a híbridos enchufables o coches eléctricos.

En primer lugar, el GLP es el gas licuado del petróleo también llamado autogas  y es una mezcla de butano y propano.  Los coches que pueden funcionar con GLP son los que tengan motores gasolina, porque el gas se comporta de una forma muy parecida a esta cuando se inyecta en los cilindros. Por lo que no sería válido para motores diesel.

El combustible GNC o gas natural comprimido es 90% metano. Es una alternativa mucho más eficiente que los carburantes derivados del petróleo y presenta grandes ventajas, tanto económicas como ecológicas. Su composición química CH 4 permite ofrecer una alta eficiencia energética y su molécula posee un único átomo de carbono y cuatro de hidrógeno, lo que lo convierte en un combustible limpio.

Fuentes:

Comparte si te pareció útil el contenido:
Summary
¡Disfruta de tu vehículo mientras proteges el medio ambiente!
Article Name
¡Disfruta de tu vehículo mientras proteges el medio ambiente!
Description
Hoy queremos hablar de alternativas eficientes y respetuosas con el medio ambiente, que permiten que tanto los motores diesel como los motores gasolina puedan disponer de opciones sostenibles, que consiguen reducir las emisiones nocivas para nuestra salud y para la del planeta.
Author
Publisher Name
Fort Instalaciones
Publisher Logo