24h: 902 107 298

Existen muchas diferencias entre una gasolinera convencional y la construcción de gasolineras low cost, pero lo primero que hay que saber es que una gasolinera de bajo coste no ofrece un combustible de peor calidad, como acostumbra a pensarse, sino que sirve la misma calidad que una gasolinera convencional, porque toda la gasolina que se reparte en las estaciones de servicio de España, independientemente de la compañía que sea, debe cumplir con las normas de calidad que marca la ley. La Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) reparte el mismo combustible a una gasolinera low cost que a una gasolinera convencional.

Uns gasolinera de bajo coste no utiliza su estrategia de venta disminuyendo la calidad del combustible, sino en la ausencia de otros servicios. Los usuarios de las gasolineras de bajo coste acuden a ellas porque encuentran grandes descuentos en el precio del combustible y esto genera una mayor competitividad entre los distintos tipos de petroleras.

¿En qué se diferencian?

  • Las gasolineras bajo coste funcionan mediante el sistema Clic and Go, es decir, que la construcción de gasolineras low cost funciona a base de módulos que se instalan de una forma fácil y económica y, después, las petroleras se ocupan de levantar las estructuras y suministrar el combustible. Para construir este tipo de petroleras se suele invertir entre 120.000 y 290.000 euros.
  • En las gasolineras low cost no se contemplan los servicios adicionales como una cafetería, túnel de lavado, tienda… porque supone un gasto que no les permitiría ofrecer un precio tan económico en el combustible. Únicamente esta la zona exclusiva para repostar, de modo que se ahorra costes en la gestión de todos los espacios adicionales, con los que sí cuenta una gasolinera tradicional.
  • Tampoco gasta en mano de obra, porque los clientes pueden repostar mediante el autoservicio y el autopago, no necesitan a nadie que les preste este servicio. De este modo también evitan colas y el propietario de la petrolera no gasta en mano de obra.
  • Para diferenciarse de las gasolineras low cost, las grandes compañías añaden aditivos legales a sus combustibles para aumentar la calidad de los combustibles y justificar, así, que cuenten con un precio mayor. Estos aditivos pretenden mejorar la combustión de los diesel, limpiar los inyectores o generar menos espuma, para mejorar la eficiencia en el llenado.
  • La construcción de gasolineras low cost, en muchos casos, funcionan con un servicio llamado “llave en mano” en el que un inversor apuesta por este negocio rentable y una empresa especializada se encarga de instalar la estación de servicio, de su mantenimiento y de suministrar el combustible. Las gasolineras convencionales, en cambio, cuentan con un propietario, con trabajadores para repostar los vehículos de los usuarios, con dependientes en la tienda de la gasolinera en la que pueden comprarse distintos artículos y se paga el combustible que se haya puesto, etc.

En Fort Instalaciones Petroleras podemos ofrecerte los mejores servicios especializados en la construcción de todo tipo de gasolineras low cost y en todo tipo de petroleras, así como un servicio integral de mantenimiento y suministro de combustible y maquinarias.

Comparte si te pareció útil el contenido: